General

¿Te falta ganas de continuar tu vida fit? Cambia de actitud

A veces perdemos las ganas de seguir con la vida fit, por eso, hay momentos en que no nos sentimos tan motivamos y empezamos a darnos por vencido. Especialmente al ver que ciertos cambios inesperados en nuestra vida. 

Hoy queremos mostrarte cuál es la actitud que debes tener cuando empieces a perder la motivación para mantener la vida fit.

¿No tienes tiempo, ni ganas? ¡Encuéntralas! 

Al igual que el trabajo y otros compromisos, el ejercicio debe ser una de las cosas para las que debes hacerte el tiempo.

Es verdad que hay días que el tiempo es bastante reducido, sin embargo, entrenar de 15 a 20 minutos es mejor que dejar que pasen los días sin hacer absolutamente nada de ejercicio físico.

Puedes empezar por programar tu alarma 20 minutos antes de lo que usualmente despiertas y aprovechar ese tiempo para un entrenamiento corto.

¿Estás aburrida de la misma rutina? Sé creativo

Primero encuentra un estilo de entrenamiento que disfrutes, resulta mucho más sencillo hacer algo cuando amas aquello que haces. Una vez que hayas encontrado ese estilo, busca diferentes maneras de ejecutarlo. 

¿Te faltan ganas? ¡Cambia de hábitos!

Cuando tienes una semana llena de trabajo o tareas es normal que tu energía resulte afectada. Si has notado que tus niveles de energía normalmente están bajas, tal vez sea necesario que realices algunos cambios tanto de alimentación como de rutinas.

Recuerda que a veces es necesario empezar a entrenar sin gusto y poco a poco empiezas a disfrutarlo. Si hay días en que debes reducir la intensidad, no pasa nada, el principal objetivo es ser constante.

¿Buscas resultados? ¡No te compares!

Debes tener presente que cada persona es distinta y eso implica que su cuerpo también sea distinto. Es normal que estemos buscando resultados del entrenamiento, pero, si te estás comparando con otras personas, te sentirás frustrado con facilidad y eso dificultará tu perseverancia.

¿Te falta motivación? ¡Encuentra un partner de entrenamiento!

En ocasiones hacer ejercicio de manera individual implica un doble esfuerzo, por el hecho mismo de mantener el entrenamiento y de perseverar en la motivación. Si estás acompañado por alguien más, esta persona servirá de mucha ayuda cuando empieces a desistir de tus buenos pròpositos.

Related Posts