General

Pilates: cuerpo sano, mente sana

Si estás buscando un ejercicio que te permita lograr un control preciso del cuerpo, de la forma más saludable y eficiente posible, entonces debes empezar a practicar pilates.

Esta actividad física nació mucho más direccionado a la medicina que al deporte. De acuerdo a Joseph Pilates, creador de esta disciplina, se busca utilizar la mente para controlar el cuerpo y así lograr un equilibrio completo entre los dos.

Pilates es una combinación de técnicas de gimnasia, ballet y yoga con recursos que se basan en el control mental, la respiración profunda y la relajación.

Además, incluye criterios médicos vinculados a la traumatología y la kinesiología, porque su creador pensó esta disciplina para resolver problemas físicos que padecía desde la infancia.

¿Por qué practicarlo?

– Puedes entrenar sin riesgo, al ser una actividad que no tiene impacto, te permite trabajar el cuerpo mientras lo tonificas sin riesgo de lesiones. Al trabajarse todos los grupos musculares, se facilita el aumento de la resistencia física.

– Este deporte implica un mayor esfuerzo muscular, consecuentemente, acelera el metabolismo y facilita la eliminación de toxinas.

– Al activar el metabolismo, se regula el gasto energético y se controla el consumo de calorías, entonces ayuda a perder peso con mayor facilidad.

– Mejora la postura y la flexibilidad muscular, ya que los ejercicios se hacen lenta y suavemente. Por esta razón, resulta un ejercicio muy recomendado como terapia de rehabilitación para prevenir el dolor de espalda o para personas que mantienen lesiones permanentes.

En los últimos años esta disciplina se ha popularizado gracias a la difusión en los medios de comunicación y en las redes sociales, por parte de celebridades como: Jennifer Aniston, Jodie Foster, Madonna, Sharon Stone, entre otros.

Otros beneficios

– Es adecuado para personas que padecen algunas enfermedades articulares o musculares, ya que ayuda a fortalecer las extremidades del cuerpo.

– Los ejercicios que propone el pilates consiguen que la mente se despeje y consiga la atención plena para rebajar el estrés de nuestro cuerpo.

– Ayuda a conciliar mejor el sueño gracias a la relajación que se alcanza mezclando las técnicas de respiración y fuerza.

Lo más recomendable es combinar el pilates con algún tipo de ejercicio aeróbico, como: caminar, bailar, correr, nadar o ir en bicicleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *