General

Te enseñamos cómo iniciar el año con la mejor actitud

Estamos a pocos días de empezar un nuevo año y sabemos que nuestra comunidad se caracteriza por empezar el año con las mejores energías. Nosotros queremos darte todas las herramientas para iniciar el 2021 con la mejor actitud y que esa actitud se pueda ver reflejado en acciones específicas que te llevarán al éxito.

Empieza a tomar nota de las siguientes recomendaciones que te daremos. Todas son inspiradas en las distintas experiencias de quienes somos parte del team Simmons. Cada sugerencia ha salido de vivencias que nos han servido para perseverar en nuestros buenos propósitos.

Aprende de las experiencias del año que se va

Seguramente el 2020 fue un año igual a una montaña rusa: lleno de momentos buenos y malos. Sin embargo, lo más saludable que puedes hacer es  aprender de cada experiencia vivida durante el año. Es verdad que para todos ha sido un año bastante difícil, pero eso no significa que no nos haya dejado grandes enseñanzas. 

Identifica tu principal motivación 

Es muy real que el tener una motivación clara nos impulsa a lograr las cosas a pesar de las dificultades. Visualízate con el objetivo conseguido y piensa cómo te sentirás cuando lo consigas. Te recomendamos hacer una carta dónde escribas aquello que te motiva a esforzarte, así cuando te sientas un poco desanimado, seguro esa carta podrá ser fuente de mucha inspiración.

Establece tus objetivos con la mente despejada

Olvida todo lo pasado, especialmente si son experiencias contraproducentes. Tómate un fin de semana para despejar tu mente, analiza cuáles son tus miedos y busca soluciones para poder enfrentarlos. Lo ideal es que te encuentres aquellas herramientas que te puedas preparar para cualquier situación inesperada. 

Conoce tus límites

Todo el mundo tiene un límite y es importante que aprendas a conocerlo. No para dejarte abrumar por estos, sino para potenciar el trabajo donde lo necesites. Esto no quiere decir que no busques opciones alternas para quitar las barreras. Concéntrate en objetivos importantes y positivos. Recuerda elegir las próximas acciones para avanzar en cada uno de ellos.

Resuelve tus pendientes

No podrás concentrarte en nuevos retos si la mayor parte de tu energía se diluye tratando con multitud de frentes abiertos. Completa tareas y proyectos, para preparar el terreno y poder enfrentarte a lo nuevo de una forma más clara y limpia.