General

Rendimiento del sueño, ¿cómo mejorarlo?

¿Quieres mejorar tu rendimiento del sueño? Te enseñamos cómo

Puedes estar pensando que la edad te está volviendo más lento, pero, no necesariamente esa puede ser la razón. Si evalúas tu descanso nocturno encontrarás la respuesta en las pocas horas que le dedica y los malos hábitos que tienes antes de ir a dormir. 

Cualquier atleta de élite te dirá que la calidad de los equipos, el entrenamiento y el sueño marcarán la diferencia en cuanto al rendimiento.

Imagina cuán rápido podrás alcanzar tu máximo potencial si tuvieras el equipo adecuado para el descanso nocturno. Es momento de mejorar tu rendimiento del sueño para hacer de tu día lo más productivo posible.

Evita el tiempo en pantalla antes de ir a dormir

¿Tienes el hábito de trabajar o leer en tu tablet mientras estás en la cama? De acuerdo a un estudio realizado por la Facultad de Medicina de Harvard, usar un dispositivo electrónico en la cama causa estragos en los niveles de azúcar en la sangre, aumenta el riesgo de sufrir depresión y problemas cardiovasculares. Además, afecta la hormona encargada de brindar una descanso restaurador.

Los estudios de Harvard recomiendan reducir la exposición a la luz azul que emiten los dispositivos electrónicos, celulares y tablets.

También, aconsejan apagar estos equipos de dos a tres horas antes de la exposición Pronto empezarás a sentir que aumenta la energía durante el día del poder que brinda un buen descanso.

Reservar la cama solo para dormir

La tecnología no es el único aspecto que está impidiendo que tengas un sueño reparador. Comer, pagar las deudas y ver televisión representan problemas de conducta que afectan directamente al descanso nocturno.

Si empiezas por usar una habitación alternativa o una mesa de trabajo, tu cerebro empezará por asociar, naturalmente, ciertos comportamientos a que se aproxima el momento de dormir y esto permitirá que mejore el rendimiento.

Encuentra tu temperatura ideal para dormir 

¿Te estremeces o sudas por las noches? Es muy probable que estés durmiendo en una habitación muy fría o muy caliente. La temperatura óptima para dormir está entre 23 a 25 grados centígrados. 

La razón para dormir en una habitación más fría es sencilla: a medida que se adormece, la temperatura del cuerpo disminuye para iniciar el sueño. Cuando un cuarto es muy caliente, interfiera con este proceso y aumenta la inquietud.

No permitas que el estrés se apodere de ti 

El estrés es un obstáculo importante para el sueño reparador que afecta hasta el 37% de los encuestados por The Better Sleep Council. 

Muchas veces la ansiedad hace que des vueltas antes de quedarte dormido. Si no te has quedado dormido después de 30 minutos de estar en la cama, levantate y empieza a caminar alrededor del cuarto. Así, tu cerebro no asociará la cama a las preocupaciones. 

El Dr. Steve Orma, psicólogo clínico y especialista en insomnio/ansiedad, recomienda escribir en un papel todos los problemas. Una vez tengas sueño, regresa a la cama.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *