General

Ejercicio físico y descanso nocturno, la combinación ideal

¿Te ha pasado que intentas ser regular en tu entrenamiento diario pero no lo logras? Generalmente pensamos que esto ocurre por falta de disciplina, aunque sí es una de las principales razones, no solamente se debe a esto. En ocasiones la falta de sueño es la principal razón por la cual no puedes ser constante en tu ejercicio diario y ver los resultados que tanto deseas. 

En el team Simmons nos preocupamos por el bienestar integral de nuestra comunidad, por ello hemos entrevistado a Pamela Granja,
integrative wellness life coach, con el fin de conocer qué debe incluir una rutina de entrenamiento para alcanzar los objetivos esperados.



Durante la entrevista Pamela nos comentó que una rutina de ejercicios solo será completa cuando incluya:

  • Calentamiento
  • Estiramiento antes y después del entrenamiento.
  • Ejercicios aeróbicos 
  • Ejercicios de fuerza  
  • Procura incluir ejercicios que trabajen el equilibrio, la coordinación y la flexibilidad para así garantizar un entrenamiento completo.

Descanso nocturno

Pamela también nos explicó que el descanso nocturno es otro aspecto poco tomado en cuenta, pero que sin duda complementa la rutina de entrenamiento. “Todo el desgaste físico que ocurre durante el ejercicio se recupera mediante el descanso, porque en ese momento los tejidos logran restaurarse”, afirmó Granja. 

Además indicó que dormir las horas suficientes te asegura un buen estado de ánimo, mejora el rendimiento físico, te ayuda a estar más alerta a los estímulos y evita lesiones. 

Mientras que los efectos negativos de las pocas horas dedicadas al descanso nocturno se resumen en: fatiga muscular, bajo rendimiento por falta de energía, alto riesgo de lesiones y falta de concentración al momento de ejecutar los ejercicios.     

Pérdida de peso

Si tu objetivo de entrenamiento diario es perder peso, entonces la falta de sueño resulta el mayor enemigo para ello. Cuando no se recibe el descanso apropiado el cerebro no está listo para apto para tomar las mejores decisiones en cuanto a la alimentación y opta por la comida como remedio para el cansancio extremo. Como consecuencia se produce un desbalance hormonal que la pérdida de peso sea lenta e ineficiente.

Hábitos para una vida activa 

  • Tomar 2 litros de agua al día.
  • Aprovechar cada oportunidad para caminar más en el día.
  • Procurar hacer como mínimo 30 minutos de ejercicio físico. 
  • Seguir un plan de alimentación personalizado según el objetivo que te hayas planteado. 
  • Disminuye el consumo de azúcar procesada.
  • Respetar el descanso: dormir de 6 a 8 horas al día sin interrupción. 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *