General

Conoce los estilos de entrenamiento HIIT

Existen diferentes estilos para un entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT). Entre los estilos más populares de HIIT están los entrenamientos de Tabata, porque se pueden realizar en un período de tiempo corto. Sin embargo, existen otros estilos que debes conocer.

A continuación queremos mostrarte los estilos más populares de entrenamiento HIIT para que puedas elegir aquel que se adecue más a tus necesidades. 

Tabata

Este es el más conocido e implica 20 segundos de tiempo de trabajo de esfuerzo máximo, seguidos de 10 segundos de descanso, generalmente durante ocho rondas.

Cada ronda dura cuatro minutos, lo que no parece mucho, pero créeme que definitivamente te harán sudar y quemar bastantes calorías.

EMOM

EMOM o “every minute in the minute”en inglés y en español “cada minuto en el minuto”. El entrenamiento se divide en intervalos de un minuto. Durante los 60 segundos, su objetivo es completar una cantidad específica de repeticiones de un movimiento antes del final del intervalo.

El único descanso que obtienes sucede si completas todas las repeticiones antes de que pasen los 60 segundos. Después de cada minuto, comenzará un nuevo minuto y repetirá el proceso.

Tantas repeticiones como sea posible

Sus siglas en inglés son AMRAP cuyo significado quiere decir “as many reps as possible” o “tantas repeticiones como sea posible”.  

En este estilo de HIIT, la persona repetirá un ejercicio o rondas de varios ejercicios, tantas veces como pueda dentro de un período de tiempo determinado.

Este estilo de entrenamiento principalmente es utilizado por muchos atletas para acondicionamiento y está diseñado para llevar su cuerpo al límite.

¿Y si eres principiante? 

Durante tu primer entrenamiento HIIT, te recomendamos que intentes esforzarte tanto como puedas durante el tiempo de trabajo. Procura poner todo tu esfuerzo durante los primeros dos intervalos. Sin embargo, no te preocupes si no puedes continuar con el mismo esfuerzo durante el resto de ellos.

Continúa trabajando duro en cada sesión, pronto descubrirás que tu resistencia y fuerza aumentarán. Después de un par de días de entrenamiento, seguro podrás completar más intervalos con tu máximo esfuerzo.