General

Motivaciones para alcanzar una vida saludable


El ejercicio físico es una parte fundamental para mantener una vida saludable, pero no siempre tenemos la motivación suficiente para ser disciplinados en el entrenamiento.

Estar motivados implica realmente tener un motivo, razones que puedan superar nuestra, muchas veces débil, fuerza de voluntad.

Claves para motivarte 

  • ¿Cuándo fue la última vez que entrenaste? Puede ser que haya pasado tanto tiempo que ni siquiera recuerdas la fecha, no importa. Siempre se puede volver a empezar. Una caminata rápida después del trabajo, no quiere mucho esfuerzo y puede motivar a querer entrenar más. Recuerda que un poco es mejor que nada.
  • Siempre es más divertido hacer actividad física en compañía, opta por convencer a un amigo. Todos tenemos amistades que lleven una vida súper activa, su compañía puede ser lo que necesitas para perseverar.
  • Si eres de las personas que se aburren con facilidad del gimnasio o de correr, tranquilo. Existen muchas otras actividades que puedes realizar como: ciclismo, senderismo, zumba, artes marciales, natación. Escoge la actividad que más te guste, así las excusas no serán opción.
  • ¿Te gusta escribir? Puedes conseguir un cuaderno donde escribir cómo te siente antes de entrenar y después. Es una manera muy creativa de darte cuenta que el entrenamiento sí marca una diferencia.

Otras razones para mantener la motivación

  • ¿Cuáles son tus objetivos de entrenamiento? Si ya los has identificado, procura escribirlos y ponerlos en lugares donde siempre puedas leerlos. Con esto, siempre tendrás claras las razones por las cuales haces actividad física.
  • Procura empezar con una intención clara cada entrenamiento, solo toma un minuto y dará resultados a largo plazo.
  • Todas las actividades son más divertidas en familia. Invita a tus familiares para que se unan a tu entrenamiento, especialmente a los más pequeños. Además que ayudarás a crear bueno hábitos en ellos, te verán como un ejemplo a seguir.
  • El hecho de ser disciplinados en nuestro entrenamiento diario, nos ayudará a tener mayor conciencia que cualquier proyecto puedes hacerlo realidad.

Pero sobretodo, empieza a valorar cada cambio. No esperes a estar listo para correr una maratón y ahí sentirte orgulloso de tu avance. Todo pequeño avance es un gran logro, por el cual debes estar feliz. Recuerda que el éxito es la suma de avances diarios.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *