General

Bacterias en la habitación, ¿cómo limpiar a profundidad?

En ocasiones pensamos que después de limpiar nuestro habitación, ya está todo limpio. Sin embargo, existen ciertos hábitos que no siempre tomamos en consideración, pero, son acciones que realmente nos ayudan a desinfectar cada espacio del dormitorio. 

Hoy, el team Simmons, quiere presentarte estos cincos tips para que logres una limpieza verdadera de ese lugar que te ayuda a vivir más despierto.

Arregla la cama todas mañanas  

Parece básico, pero resulta muy necesario para mantener un lugar verdaderamente limpio. Levántate, abre las ventanas, quita todas las cobijas y deja que la luz del sol llega a toda la habitación. Ten presente que es necesario cambiar de sábanas y mantas cada semana.

No coloques muchos objetos en la mesa de noche 

En este lugar donde se puede acumular mayor cantidad de polvo y si tienes varios objetos, será complicado que logres mantenerlo limpio. Coloca aquello que sea más necesario, así la limpieza será sencilla. Además, si quieres que tu habitación luzca más elegante, este detalle contribuirá perfectamente para eso.

Usa protector para colchón y almohadas

Todos transpiramos por la noche y producimos aceite con nuestra piel. Algunos utilizan maquillaje o cremas y sin excepción, todos dejamos células muertas. Además que cuando se mancha, aunque sea muy poco, es casi imposible quitarlo de allí. Un protector de colchón previene que cualquiera de estas cosas llegue a tu colchón, recuerda que esto se puede quitar y lavar las veces que quieras.

Mantén las cortinas, persianas y ventanas limpias

Esta es una de las áreas de tu cuarto que almacena más polvo de lo que imaginas, así que no olvides darles la limpieza que requieren. Lo más recomendable es limpiar los vidrios o ventanas cada 15 días y lavar las persianas cada dos semanas.

Si tienes televisión, cuadros, plantas o distintas decoraciones y muebles, no olvides aspirar, barrer y limpiar el polvo de esos artefactos. Así evitarás problemas respiratorios y alergias.

No olvides limpiar las alfombras

Es muy recomendable sacudir las alfombras una vez por semana y lavarlas con frecuencia. Este hábito permitirá que la limpieza sea profunda, además te ayudará a evitar que se desarrolle cualquier tipo de alegría.